NUESTRA HISTORIA

« Una bella aventura humana… »
¡Vivir y trabajar en el País Vasco! Un movimiento valiente en los años 70… Más que una promesa, una realidad para Jean Etxeleku, padre del dirigente actual de Fromagerie Agour quien, junto con otros cinco socios, pondría la primera piedra de la quesería Agour en 1981.

<“Un proyecto para Vascos, con Vascos”. La idea seduce a una treintena de pastores de la zona de Heleta, en pleno corazón del País Vasco Norte. “Banqueros” de la empresa durante los tres primeros años, los pastores aceptan suministrar la leche de sus ovejas y ser pagados entre seis y nueve meses más tarde, tras la venta de los quesos... ¡Un riesgo asumido que sería más que recompensado! Para 1984 la quesería se ha quedado pequeña. Empresario visionario, Jean Etxeleku crea una empresa de construcción metálica en el terreno contiguo. Una diversificación muy bien pensada. Esa “segunda rama” le permitirá construir los apriscos nuevos del territorio y montar una franquicia vasca en torno al queso. Además, comercializa ordeñadoras y tanques de leche.

“… Un compromiso con el territorio”

En 2001, Peio Etxeleku se une a su padre y da un nuevo soplo de vida a la empresa. El equipo introduce ideas nuevas y la voluntad de desarrollar una gama de productos "made in País Vasco”. La empresa se moviliza para dinamizar la economía local y crear empleos estables. Las tareas se multiplican para mejorar la calidad de los quesos -recogida de la leche, investigación y desarrollo, técnicas de maduración, D.O. Ossau-Iraty con leche cruda, Bio, etc.- y para hacer Agour “imprescindible”, una marca presente en charcuterías-queserías, grandes superficies y en las cartas de los mejores restaurantes.

Ampliación en 2009... La fábrica de Heleta se ha quedado pequeña y tiene una “hermana pequeña”: la quesería ecológica (Gran Calidad Ambiental) de Irati, en Mendive, para producir series pequeñas, crear nuevos quesos y poner en marcha una gama de helados. Las dos queserías emplean a una cuarentena de empleados.